Main Donate Form

$ 0

Mejor no hagas esto:

Claves para una ayuda efectiva en la Quinta Región

La tragedia en la Quinta Región ha impactado profundamente, con 122 vidas perdidas y cientos aún desaparecidos. Esta dura realidad nos mueve a actuar, recordándonos que ayudar implica más que un impulso emocional; necesita pensamiento estratégico y organización. Para asegurarnos de que las buenas intenciones no se conviertan en nuevos problemas, hemos elaborado un decálogo titulado 'mejor no hagas esto'.

Por Matías Concha P.

7 Febrero 2024 a las 07:29

1.No actuar sin coordinación: Coordinarse con las autoridades no es solo por formalidad. Si cada quien hace lo que le parece, el caos está servido. Mejor únete a los que saben y evita ser un “héroe” desinformado. La ayuda debe ser organizada y en colaboración con las autoridades y grupos de apoyo.

2.No donar artículos inapropiados: Antes de enviar tu colección de ropa ochentera o latas de comida que ni tú comerías, piensa. Si no es algo que se ha pedido expresamente, probablemente no se necesita. Acá lo importante es que tus donaciones sean realmente necesarias y útiles para los damnificados.

3. No seas el paparazzi del desastre: ¿Compartiendo rumores y fotos a diestra y siniestra? Eso solo añade más confusión y pánico. Si no lo viste en un comunicado oficial o de fuentes oficiales, mejor no le des al botón de compartir.

4. No estorbes, por favor: Por más que quieras ayudar, tu presencia puede ser un estorbo en áreas de emergencia. Si no estás ahí para aportar algo concreto, mejor apoya desde la distancia.

5. No seas el turista de la tragedia: Tomar fotos insensibles de la desgracia ajena no es cool, es de mal gusto. Deja la cámara en casa y si quieres capturar algo, que sean momentos de verdadera ayuda.

6. No ignorar las normas de seguridad: Ignorar las medidas de seguridad porque te crees inmune es buscar problemas. Mejor sigue las reglas y vive para contarla siguiendo las directrices de los organismos de emergencia.

7. Promesas, Promesas: ¿Prometer el cielo y la tierra? Genial, si puedes entregarlo. Pero si tu ayuda es más teórica que práctica, mejor baja un cambio. Ofrecer ayuda que no puedes cumplir solo genera falsas esperanzas. Es mejor ofrecer menos y cumplir, que prometer mucho y defraudar.

8. No seas un salvador autoproclamado: Antes de ponerte la capa de héroe y enseñar a los locales ‘cómo se hacen las cosas’, recuerda: quizás, solo quizás, ellos saben un poquito sobre lo que necesitan. Recuerda que cada comunidad tiene sus propias necesidades y formas de hacer las cosas. Escucha y adapta tu ayuda a sus necesidades reales.

9. Ayudar siempre es mejor que recibir: En momentos de crisis, el foco debe estar en los afectados, no en tu imagen personal. Inspirándonos en las palabras del Padre Hurtado: “Que se olviden pues, de sí y se preocupen de los demás, de hacerles algún bien, de servirlos. La felicidad no depende de fuera, sino de dentro”. Que tus actos de ayuda se centren en el bienestar de aquellos que los necesitan.

10. Más acciones y menos likes: En la ayuda humanitaria, lo importante es la acción, no la publicidad.  Haz que tu contribución sea sobre la necesidad real, no sobre tu propia imagen. Actúa con la intención de hacer un cambio positivo, recordando que la verdadera gratificación proviene de saber que has hecho lo correcto.

En resumen, si vas a ayudar, hazlo bien. Un poco de sentido común y respeto pueden marcar una gran diferencia en situaciones como la que enfrenta Valparaíso. No te conviertas en otro “turista en catástrofe”. Esta práctica, donde individuos viajan a zonas afectadas por desastres para observar o experimentar de primera mano la situación, puede ser muy perjudicial. No solo consume recursos esenciales que deberían destinarse a los damnificados, sino que también puede resultar en una falta de respeto hacia aquellos que están sufriendo.

Que este horroroso fuego que arrasa con la vida, sirva -como decía el padre Hurtado- para encender el fuego de la solidaridad, ACÁ 

Cerrar
juntos en acción por valparaíso