Main Donate Form

$ 0

“C-Lab”: Parte centro de intermediación laboral para personas vulnerables

En medio de emocionantes testimonios y un precioso coro de reminiscencias gospel, autoridades de gobierno, gerentes de recursos humanos de importantes empresas y miembros de la comunidad organizada, participaron del lanzamiento de una iniciativa innovadora y necesaria: headhuntig social para los más vulnerables.

Por Mauricio Bascuñán

Este jueves 23 de agosto, en calle Germán Yungue 3791, Estación Central, el director ejecutivo de Emplea, Ricardo Délano fue el primero en destacar la importancia de este centro de activación laboral “C-Lab”, que ayudará a los más excluidos en sus procesos de activación, inserción y mantención laboral. “Son más de 650 mil personas en el país las autoexcluidas del mercado del trabajo o con empleos muy precarios. Todas ellas merecen más oportunidades, porque seguir en situación de pobreza, acorta la vida, aumenta las enfermedades y sigue siendo una grave vulneración a los derechos humanos”, apuntó.

Délano manifestó que existe un diagnóstico compartido por el Estado, los centros educacionales y las organizaciones civiles que se dedican al tema respecto de que no existe una metodología que impulse y acompañe la empleabilidad de la población más pobre, integrada por grupos como los adultos mayores, las mujeres jefas de hogar, los adultos con discapacidad  física y mental y los más de 500 mil jóvenes que ni estudian ni trabajan. “No existe una alternativa”, y este tipo de centros colaborará en una real reinserción laboral de la población que más lo necesita.

“C-Lab” se centrará en las más 650 mil personas en situación de pobreza que necesitan ser incluidas en el mercado laboral del país.

En la inauguración, un  ex participante de Emplea, Claudio Rodríguez, dio su testimonio como persona en situación de calle. “No somos drogadictos ni delincuentes, las más de las veces somos . personas que han sufrido un revés en la vida y llegan a esa situación dramática. Ese fue mi caso, pero quiero decirles que se puede salir adelante, siempre poniendo de uno, para conseguir los proyectos personales”. Claudio invitó a las autoridades a conocer la realidad de albergues y campamentos para conectarse con la gente y terminó su alocución leyendo “Lanzar los dados”, un poema de Charles  Bukowski, que lo iluminó en sus días más negros. “Si vas a intentarlo, ve hasta el final. De otro modo, no empieces siquiera (…)”, recitó, para motivar a las personas que buscan trabajo a perseverar y salir adelante.

Durante la ceremonia, se presentó un improvisado coro de migrantes haitianos, muchos de los cuales han estudiado español en el programa de la fundación Emplea, “Kase Chen” (expresión en creole que significa “rompiendo barreras”), que emocionó a la concurrencia y antecedió las palabras del presidente de Sofosa, Bernardo Larraín Matte, quien celebró que la empresa de retail Cencosud firmara una alianza con C-Lab de Emplea para que sus participantes tengan allí una ventana de entrada al mundo del trabajo.  Existen unas 70 empresas que ya trabajan en estas acciones de activación e inclusión laboral con los grupos más vulnerables que lidera Emplea, y el dirigente del principal gremio empresarial de Chile instó a todos sus asociados a sumarse a esta tarea.

El acto contó con la presencia de autoridades de gobierno como el subsecretario de Servicios Sociales del Ministerio de Desarrollo Social, Sebastián Villarreal; el director de Fosis, Felipe Bettancourt; el director de Injuv, Mirko Salfate y el director de Sence, Juan Manuel Santa Cruz, quienes, en la voz del subsecretario Villarreal manifestaron su compromiso a seguir con atención los resultados de C-Lab para considerar la activación, la intermediación y la inclusión como una política pública, tanto o más revelante que la simple capacitación en diferentes cursos.

 

¿Quieres apoyar la empleabilidad de personas en situación de vulnerabilidad? ¡Hazte socio!

 

 

Noticias Relacionadas
Noticias

Viejas de Mierda en función a beneficio

Rescatamos aquí la entrevista que le hicimos en plena pandemia a Gloria Benavides. Tenía entonces 72 años y había guardado estricta cuarentena en compañía de su añosa perra Luna, una pastora...