Main Donate Form

$ 0

Inauguran programa Vivienda Primero para Personas en Situación de Calle

El ministro de Desarrollo Social y Familia, Alfredo Moreno; el ministro de la Vivienda, Cristián Monckeberg y Paulo Egenau, director social nacional del Hogar de Cristo inauguraron hoy el  programa piloto Vivienda Primero dirigido a personas en situación de calle. Se trata del proyecto más innovador que se ha instalado en esta temática en nuestro país y se estima beneficiará a cerca de mil adultos mayores de aquí al 2020.

Por María Teresa Villafrade

 

Jorge Namoncura (56) es uno de los protagonistas de este programa pionero en Chile dirigido a las personas en situación de calle, que consiste en entregarles una casa primero y sin exigencias previas, para empezar una nueva vida. Este cambio de paradigma lo impulsan el Ministerio de la Vivienda y el Ministerio de Desarrollo Social y Familia con dos pilotos, uno en Santiago, para 15 personas, operado por el Hogar de Cristo, y otro en Concepción.

“Cuando me contaron que me iría a vivir a una casa llegué a transpirar helado. Dormí en la calle seis años, en San Antonio, pero yo trabajé toda mi vida de matarife. Nunca pensé en estar así”, dice visiblemente emocionado Jorge Namoncura, quien con uno de sus brazos amputados, había perdido toda esperanza de tener una casa y dejar de acudir a los albergues para ducharse y alimentarse.

Todo cambió hace un par de semanas cuando le dijeron que era parte de un inédito proyecto en Chile: Vivienda Primero para Personas en Situación de Calle, de los ministerios de la Vivienda y de Desarrollo Social y Familia. El programa busca restituir el derecho a la vivienda a personas que han pasado largo tiempo en situación de calle, con un acompañamiento de profesionales que los apoyarán durante todo el proceso de adaptación. Basado en el modelo Housing First, ha sido aplicado con buenos resultados en Estados Unidos, Canadá y varias naciones de Europa, donde entre el 70% y 80% de las personas que ha ingresado a estos programas se mantiene fuera de la calle luego de 2, 3 o 5 años de evaluación.

En Santiago habrá cinco viviendas habilitadas para acoger con comodidad y privacidad a tres personas cada una. Son casas y departamentos con tres dormitorios de tamaño y condiciones equivalentes, más espacios comunes, como living, comedor, cocina, baños y loggia.

Este martes 7 de mayo, dos de ellas recibieron la visita de los ministros de Vivienda, Cristián Monckeberg, y de Desarrollo Social, Alfredo Moreno; de la intendenta Karla Rubilar; del alcalde de Estación Central, Rodrigo Delgado, del subsecretario de Desarrollo Social, Sebastián Villarreal, entre otras autoridades. En la simple ceremonia y antes de compartir un té con un pedazo de torta, el sicólogo Paulo Egenau, declaró visiblemente emocionado: “Hoy día celebramos la política pública más innovadora para las personas en situación de calle en la historia de nuestro país. Hasta ahora les habíamos pedido a estas personas una serie de demostraciones de buena conducta, abordando su situación desde el prejuicio, con resultados lamentables. Vivienda Primero quiere decir entregar un piso básico para enfrentar el reto del cambio. Todos nosotros tenemos ese piso simple, ese espacio propio desde donde nos paramos, ellos no. Vivienda Primero viene a saldar esa deuda histórica”.

Jorge Namoncura, quien habló a nombre de las 15 personas beneficiadas con este programa piloto en Santiago, tras saludar a la gente de Puerto Saavedra, de donde es oriundo, dijo: “Vivir en la calle no es fácil, no es bonito. Por eso, yo estoy muy agradecido de esta casita que nos llegó a nosotros tres”. El ministro Moreno, por su parte, partió diciendo que “esta iniciativa puede cambiarle la vida a las personas”, mientras Cristián Monckeberg señaló que “iniciativas que aparentemente son pequeñas, hacen que valga la pena gobernar”. Luego agradeció al Hogar de Cristo que se hubiera hecho cargo por décadas  de las personas en situación de calle. “Nosotros no estábamos dándoles solución como Estado y eso era injusto”, dijo el ministro de Vivienda, quien fue interpelado para apoyar con la modificación del decreto supremo 52, que permitiría que el subsidio de arriendo se ampliara a instituciones y no sólo a personas particulares. “Eso permitiría facilitar esta iniciativa de Vivienda Primero”, destacó Paulo Egenau, quien como todos insistió en que se trata de un cambio de paradigma de la política social, donde la vivienda debe estar disponible en primera instancia y sin condiciones previas, como la abstinencia del consumo de drogas y/o la participación en los programas de tratamiento, ya no constituyen barreras impuestas a estas personas. El objetivo es entregar un contexto propicio para que puedan superar de manera definitiva la situación de calle a través de un hogar, el apoyo especializado y la revinculación con los servicios públicos.

Esta innovación -entregar una vivienda sin condiciones, como se hace en otro tipo de programas- es un gran paso adelante en nuestro país en materia de política pública, pues pone a la vivienda como centro de la solución al grupo de población más marginal y discriminado de nuestra sociedad. De acuerdo al II Catastro de Personas en Situación de Calle (2011), hay más de 12 mil personas en esta situación. De ellas, el 84% son hombres y 547 niños, niñas y adolescentes, según el último informe entregado por el Ministerio de Desarrollo Social y Familia.

¡Hazte Socio aquí!

 

Noticias Relacionadas