Noticias

May

2018

Bio-Bío: 7 personas en situación de calle logran recuperar sus vidas

El motivo de celebración en la región del Biobío es doble: un exitoso programa de rehabilitación de consumo problemático cumple una década y varias personas egresan del mismo, recuperando pareja, hijos, trabajo, estudios, vida.

 

 

El 16 de mayo a las 15 horas en Avenida Carrera 191, en Concepción, se realizará la ceremonia de egreso de 7 personas en situación de calle con consumo problemático de alcohol y otras drogas. La ocasión coincide con la celebración de los 10 años del Programa de Tratamiento Ambulatorio de Paréntesis, que tiene en la Región del Biobío la fundación del Hogar de Cristo.

 

El Programa de Tratamiento Ambulatorio se ejecuta con apoyo del Ministerio de Desarrollo Social  y  SENDA.  Fue creado en 2008 con el objetivo de  mejorar los niveles de integración social, otorgando tratamiento y rehabilitación en consumo problemático de alcohol y otras drogas para personas que se encuentren en situación de calle.

 

Desde su creación ha entregado atención y tratamiento de rehabilitación a 210  personas de las comunas de Concepción, Hualpén y Talcahuano. Emocionan los logros de personas como el de Mauricio Inzunza Yáñez, de 33 años, quien en un semestre consiguió dejar de consumir y con ello un trabajo estable y la revinculación de convivencia con su pareja. O como el de Katherine Klosmelo San Martín, de 27 años. Ella tardó 10 meses en estar en condiciones de recuperar a su pequeña hija desde un hogar del Sename. Hoy estudia  cosmetología en Infocap y, además, a partir de su propia experiencia de consumidora rehabilitada, se está formando como técnico en rehabilitación de drogas en el Instituto Virginio Gómez. Mientras lucha por salir adelante,  vive en la Casa para la Superación Roberto paz de Mideso.

 

En estos dos casos, el elemento en común radica es que tanto Katherine como Mauricio lograron gracias al tratamiento de fundación Paréntesis, potenciar sus destrezas sociales para lograr recuperar su lugar en la sociedad. Ese del que la calle priva, porque vivir a la intemperie representa la más elocuente manifestación de exclusión social y es caldo de cultivo para el consumo problemático de alcohol y otras drogas, entendido como “un mal remedio” para la desesperanza. Por eso, estas ceremonias de egreso son tan significativas y el trabajo de fundación Paréntesis tan importante para la región y los seres humanos que la habitan.

 

 

Si quieres colaborar con nuestra causa #Involúcrate aquí.