Main Donate Form

$ 0

Chips de Internet ilimitado permiten retomar educación online en Linares

Tras 7 meses de cuarentena, los usuarios del Centro Diurno para Personas con Discapacidad Mental de Linares pudieron retomar sus talleres digitales gracias a una generosa donación de chips con internet de una reconocida empresa de telecomunicaciones.

Por Daniela Calderón

Gracias a una alianza entre Desafío Levantemos Chile, la empresa de telecomunicaciones Wom y Hogar de Cristo, 10 usuarios del Centro Diurno para Personas con Discapacidad Mental de Linares, recibieron la donación de chips con internet ilimitado para acceder y retomar los talleres deportivos, de estimulación cognitiva y autocuidado a los que acudían de forma presencial antes de que la pandemia explotara en nuestro país.

La donación les ha permitido conectarse de forma online a todas las actividades que el Centro Diurno ha preparado para mantener el trabajo con las 40 personas con discapacidad mental que asistían al programa. “Nosotros trabajamos talleres de lunes a viernes y con la pandemia dejamos de hacerlo de forma presencial. Por eso, esta donación ha tenido un gran impacto en los usuarios, ya que les facilita el acceso a contactos sociales que no tienen. Ellos siempre han sufrido de la falta de acceso en todas las áreas, al mundo laboral, al educacional y, con la pandemia, ahora se sumó la falta de acceso a internet. Gracias a esta donación ellos pueden acceder a los talleres online que realizamos en el Centro Diurno, usan de mejor forma su tiempo libre, trabajan en estimulación cognitiva, autocuidado y pueden acceder a sesiones de kinesiología online”, cuenta Daniela Pastenes, jefa del Centro Diurno de Linares. “Además, no pierden el contacto con sus compañeros, pueden socializar. Para nosotros el solo hecho de que ellos puedan hablar, ver a sus compañeros y compartir experiencias, es un objetivo cumplido”, agrega.

Uno de los beneficiados con esta donación fue Gonzalo Zurita (35), que antes de la pandemia aprovechaba sus días para asistir a talleres de manualidades, computación, folclore, yoga y repostería, a los que debió dejar de asistir debido a la pandemia. “Gracias al internet me puedo comunicar por WhatsAap y trabajo en línea con las tías del programa. En los talleres el profe nos da guías para hacer ejercicios, no estar inactivos y para bajar de peso”, bromea al otro lado del teléfono. “Con el chip tengo internet hasta diciembre. Hago actividades online con la psicóloga los martes y taller de ejercicios los viernes, donde hacemos sentadillas, movemos las manos y la cintura, trabajamos todas las partes del cuerpo y es bien entretenido”, agrega.

Para Daniela, la meta, ahora que los usuarios ya tienen acceso a internet, es que puedan aprender a usar nuevas plataformas de videollamadas que les faciliten el aprendizaje y la conexión con los distintos profesionales del programa. “Aunque al principio nos costó harto que nuestros usuarios pudieran manejar las redes sociales, logramos que se pudieran conectar a través de videollamadas por WhatsApp y ahora estamos trabajando y educándolos para que se puedan conectar a otras plataformas como Meet y Zoom”.

 

 

 

¿Quieres apoyar a las personas en situación de vulnerabilidad?

 

¡Hazte Socio aquí!

 

Noticias Relacionadas
Noticias

Jugao 2022 ya tiene contendores

Por sorteo, ya se definieron los equipos que iniciarán la tercera versión de Jugao. Se trata del debate inter-escolar más importante de Chile, que se inscribe en el Mes de la...