Main Donate Form

$ 0

Donación de hortalizas al Hogar de Cristo de Punta Arenas

En medio de la pandemia, más de 60 adultos mayores serán beneficiados con el aporte que realizó el Centro Hortícola de la Universidad de Magallanes. Un cargamento compuesto por lechugas, acelga, zapallo italiano, tomate, entre otras.

El aporte favorecerá a treinta adultos mayores y 35 personas en situación de calle que diariamente se alimentan en el Hogar de Cristo.  En tanto, para el jefe de operación social del Hogar de Cristo, Alvaro Rondón, “es una tremenda donación de la universidad que viene a coronar una colaboración entre la fundación y la casa de estudios. Con esto vamos a ir directamente en ayuda de personas en situación de calle, adultos mayores en abandono. Es un aporte, considerando que en este período de pandemia, hemos tenido que ampliar los servicios de alimentación de estas personas, a las que hemos invitado a quedarse haciendo cuarentena voluntaria y para esto, requerimos siempre el aporte”.

Para concretar la entrega, el vicerrector de Vinculación con el Medio, Manuel Manríquez, junto a la directora de Responsabilidad Social Universitaria, Melissa Flores, se reunieron en dependencias del Centro Hortícola, con el docente y encargado del recinto, Julio Yagello y el encargado del Hogar de Cristo en la región, Álvaro Rondón. Luego se procedió a mostrar la cosecha de la temporada y, posteriormente, a cargarla en vehículos con el fin de trasladarla hasta la fundación del Padre Hurtado.

El docente de la universidad, Julio Yagello, detalló que el aporte consiste en 300 kilos de zapallos italianos, 200 paquetes de lechuga, 300 paquetes de acelga y varios cajones de tomates. “Estamos orgullosos de entregar hortalizas frescas, recién cosechadas, regadas con agua potable, que tienen bastantes beneficios. Nuestras autoridades tomaron la decisión de hacer esta importante entrega, lo que nos pone muy contentos, es algo realmente inspirador”, explicó.

Al cierre de la actividad, el jefe de operación social, Alvaro Rondón, destacó el compromiso social de la UMAG en estos tiempos de alerta sanitaria, haciendo énfasis en que “La creciente amenaza de Covid-19 ha provocado un desgarro social que, en el caso de la población más excluida, supone un peligro añadido. Por eso, agradecemos profundamente el aporte de la Universidad de Magallanes, gracias a su ayuda podremos reparar aquellos derechos básicos que no dejan de existir solo porque el mundo está en pandemia”.

 

Noticias Relacionadas
Noticias

Voluntariado: Dar todo por una sonrisa

Jainer Gómez es un joven venezolano con tres años de residencia en Chile. Y apenas aterrizó en el país, quiso ser voluntario y se inscribió para acompañar a los residentes de...


Especial de navidad, navidad en el hogar de cristo