Main Donate Form

$ 0

Happ: La exitosa aplicación que ayuda a prevenir contagios de COVID-19

A dos meses de la implementación de Happ en la residencia de adulto mayor La Asunción de Hogar de Cristo, en Villa Alemana, la aplicación móvil para prevenir los contagios de COVID-19 ha resultado un éxito y tiene muy contentos a sus creadores y a los trabajadores que atienden a la población de alto riesgo.

Por María Teresa Villafrade

Exactamente en agosto de 2020, se empezó a implementar en la residencia de adulto mayor La Asunción de Hogar de Cristo, el piloto de una aplicación móvil diseñada por chilenos para realizar la  trazabilidad vía Bluetooth y testeo preventivo para los trabajadores, con el fin de detectar a tiempo cualquier tipo de contagio de COVID-19.

Se trata de Happ –por su sigla en inglés, Health Application Protocol, que significa Aplicación de Protocolo de Salud–, un emprendimiento que crearon Jorge Welch y Kristopher Brigham, en medio de la pandemia para desarrollar una solución que ayudara a detectar a tiempo posibles contagios dentro de una empresa.

“Ya llevamos dos meses y estamos súper contentos, porque hemos logrado entregar protección a un hogar de adultos mayores que lo necesitaba mucho por la población de alto riesgo a la que atiende. Estamos felices porque en estos dos meses hemos logrado dar esa protección. A la fecha, hemos procesado más de 700 exámenes en este período y afortunadamente no hemos tenido ningún caso, salvo uno que fue re chequeado y que se trató finalmente de una gripe. Pudimos hacer el monitoreo a tiempo y no tener ningún episodio de contagio. La residencia La Asunción puede estar tranquila”, afirma Jorge Welch, cofundador de Happ.

Después de haber capacitado a los 45 trabajadores internos y a 10 externos de la residencia en el uso de la aplicación, la que permitirá registrar y conocer los casos estrechos, en el mismo lugar se realiza la toma de muestra a través de la saliva gracias a un kit rápido y en un plazo de dos horas se obtiene el resultado del test. Todo en el mismo establecimiento de larga estadía que alberga a 56 adultos mayores.

Para la trabajadora social Consuelo González, quien desde 2016 labora en este recinto, la llegada de Happ “ha sido una oportunidad increíble porque los beneficios son amplios, nos da primero la seguridad de atender a los usuarios sin contagiarlos, porque a nosotros nos testean en la mañana y a las dos horas ya tenemos los resultados”, explica.

Agrega que desde entonces trabajan con tranquilidad y sin la carga adicional del riesgo, aunque mantienen todos los resguardos de seguridad y  protocolos sanitarios al extremo. “No sé si hay muchas empresas que cuenten con este sistema de testeo para sus trabajadores, que nos permite además volver a nuestras casas confiados de no ser un vector de contagio para nuestras familias tampoco. Nuestros traslados son seguros además, porque disponemos de una minivan como medio de transporte exclusivo. Gracias a Dios no hemos tenido ningún contagio durante la pandemia, pero yo creo que este testeo otorga tranquilidad y nos facilita la labor”, dice Consuelo.

Más aún si se toma en cuenta el hecho de que en Villa Alemana, donde está ubicada la residencia, hay un alto número de contagios diarios, según revela la profesional. “Nunca hemos estado en cuarentena y la estamos pidiendo hace rato, porque tenemos a Viña y Valparaíso en cuarentena, entonces acá se generó una alternativa de trabajo y descanso para toda esa zona, ha llegado mucha gente y hay mucho contagio”, afirma.

PASAPORTE SANITARIO

Jorge Welch, por su parte, se declara muy gratamente sorprendido por la seriedad y compromiso con que todos los trabajadores de La Asunción han asumido la tarea preventiva de Happ. “Puede significar una lata el tener que testearse todos los días, descargar la aplicación en tu celular y estar atento a los resultados, pero la verdad es que el grado de colaboración, el cariño y la dedicación que ponen en su trabajo, me llamó mucho la atención”, detalla.

Actualmente están trabajando con empresas vinculadas al rubro de la minería, agricultura y alimentos que requieren de sus trabajadores de manera presencial. “Hay un dato interesante: menos del 20 por ciento de la fuerza de trabajo puede ser a distancia, con teletrabajo, y el 80 por ciento tiene que ser presencial, entonces existe un gran interés de muchas empresas que nos están llamando. Estamos muy agradecidos con el Hogar de Cristo que nos dio la oportunidad de partir con el piloto”.

Jorge Welch, cofundador de Happ.

Piensa que esperar a que salga una vacuna, no tiene que significar el confinamiento permanente de los adultos mayores, especialmente de los que están en hogares de larga estadía. “Nosotros hicimos esta App pensando en que esto no iba a durar solo un rato. Va a quedar instalado en la humanidad que existe este tipo de riesgos.  Nadie imaginó una pandemia. Creo que lo que va a pasar es que los trabajadores van a necesitar estar tranquilos de laborar en un entorno seguro. Nuestra App permite irse adaptando a los distintos riesgos. Por otra parte, las empresas también necesitan precaverse. Una persona de una empresa grande me dijo hace poco: Yo tengo el mandato de que esto no nos puede pasar nunca más en la empresa. Ya está visualizando que tendrá que tener un centro de toma de muestra en el interior de la empresa para estar prevenido frente a los contagios”.

Welch considera que, sin caer en la paranoia, testearse con frecuencia y obtener así un pasaporte sanitario puede ser una solución, “ya sea que se haga con nuestro método o con otro”.

Consuelo González asegura que todas las herramientas que les ha entregado la fundación Hogar de Cristo, como el testeo diario y los elementos de protección personal, el traslado de los trabajadores en una minivan, han sido fundamentales para impedir que el COVID- 19 entre a la residencia. “A nivel mundial se reconoció a los hogares de adultos mayores como un foco importante donde el COVID llega y es fatal, con altas posibilidades de muerte. Creo que nosotros hemos hecho un bonito trabajo y estamos confiados en que seguiremos así”.

Hasta ahora, dice, lo más engorroso es la App en el celular ya que está disponible sólo para Android. “Además requiere tener el Bluetooth activado para que pueda notificar e igual nosotros tenemos una población de trabajadores a la que le cuesta entender esto. El resultado no llega a todos sino a una sola persona que después baja la información, es decir, no está llegando al celular de cada uno como se había dicho. En todo caso la información siempre ha sido oportuna. Nos dijeron que se harán estas mejoras muy pronto”, dice finalmente la trabajadora social.

La aplicación resguarda los datos personales, no utiliza los datos móviles y consume el mínimo de batería.

Dona Aquí

Noticias Relacionadas