Main Donate Form

$ 0

Paul Vöhringer: “No es bueno estar conectados 24×7 a las noticias”

El siquiatra y profesor asociado a la Universidad de Chile y miembro del directorio de Rostros Nuevos del Hogar de Cristo, entrega esta recomendación para preservar la salud mental de los chilenos en tiempos de crisis como los actuales: “Los medios de comunicación generan ansiedad e incertidumbre”, explica.

Por María Teresa Villafrade

Los chilenos lo están pasando mal y los sectores vulnerables, el doble de mal producto del estallido social que cumple ya una semana. Para Paul Vöhringer, quien además de docente de la Universidad de Chile es investigador del Instituto Milenio para la investigación de la personalidad y depresión (MIDAP), las personas de estratos socioeconómicos más bajos que de por sí están muy desfavorecidas, son las más golpeadas con esta situación.

“Hay una gran desigualdad en esta sociedad, por supuesto, y esta se expresa, se mantiene y se refuerza en estos estallidos sociales en los que las personas más expuestas se ven mucho más afectadas. Por ejemplo, si la señora Juanita antes viajaba dos horas en el metro a su trabajo, ahora debe destinar el doble de tiempo. Y aunque no es políticamente correcto señalarlo, es en estos momentos en que afloran actitudes resilientes, porque ella igual se levanta más temprano para ir a trabajar a pesar de estos elementos estresores”, dice.

Afirma que este momento de crisis es la oportunidad para poner en la agenda el tema de la salud mental ya que son precisamente los sectores más vulnerables, los que más factores de riesgo tienen para sufrir estas patologías, y la pobreza en sí misma es causal de enfermedades de índole mental.

“Ser pobre y sufrir una patología mental significa ser dos veces pobre. Hay estudios muy interesantes como el de sistema de salud centralizado de Reino Unido en que se ha comprobado que con una libra invertida en promoción de salud mental, por ejemplo, en campañas para prevenir el alcoholismo o detección precoz de depresión y tratamiento, se reciben 20 libras de vuelta en rédito en vía productividad, es de las medidas más costo efectiva que existen”.

Recalca además que la salud mental debe ser prioritaria porque es el área de la medicina que produce más pérdida en la productividad en la población. “Hay varias formas de medir la productividad y una de ellas es los Años de Vida Saludable Perdidos (Avisa) y de acuerdo a esto, las condiciones neurosiquiátricas producen cerca de un 40% de pérdida de capacidad productiva, siendo la primera causa en AVISA. Paradojalmente, es el área de la medicina que tiene el presupuesto más bajo: durante el primer gobierno de Bachelet se alcanzó el más alto -cerca de un 4%- y luego Piñera, en su primer gobierno, lo bajó al 2%, ahora es casi lo mismo”.

Estima que Chile tiene una población con muchos síntomas de problemas de salud mental y corresponde aumentar los recursos pero también las políticas de salud mental comunitaria. “Hay que promover estilos de vida más saludable como, por ejemplo, la jornada de trabajo de 40 horas semanales va en esa dirección, claramente mejoraría la calidad de vida. La sala cuna universal también es una política que ayuda a eso. Todo lo que apunte a disminuir la carga que tiene el segmento más pobre de la población, es beneficioso para su salud mental”, precisa.

Chile, además, es uno de los países con los precios de medicamentos más altos del mundo y si pensamos en los adultos mayores, muchos destinan cerca del 40% de su exigua pensión a la compra de remedios. “Los adultos mayores con patologías médicas y bajos recursos sociales y económicos, tienen muchos factores de riesgo y están muy expuestos, desprotegidos. Aumentar el pilar básico solidario y bajar el costo de los medicamentos son medidas muy necesarias”.

-Y a la población en general, ¿qué recomiendas hacer en estos difíciles momentos?

-“Hoy no es bueno estar conectados 24×7 a los medios de comunicación, a las noticias, porque son ansiogénicos, generan ansiedad e incertidumbre. Es importante estar informados pero también mantener encuentros con la familia, dedicarse a una actividad recreacional, protectora, sencilla, yo recomendaría eso a todo el mundo”.

 

 

 

Noticias Relacionadas
Noticias

Voluntariado: Dar todo por una sonrisa

Jainer Gómez es un joven venezolano con tres años de residencia en Chile. Y apenas aterrizó en el país, quiso ser voluntario y se inscribió para acompañar a los residentes de...


Especial de navidad, navidad en el hogar de cristo