Main Donate Form

$ 0

40 mil mujeres sin empleo: Otra cara de la pandemia en Valparaíso

Cuando se inició la pandemia, Katherine Parica (35), venezolana, perdió el trabajo y sus ahorros. Desde entonces comenzó a deambular por las calles buscando trabajo. Y, al igual que otras cientos de mujeres, no encontró nada. “Fue irónico, con mi pareja llegamos en búsqueda de una vida con más oportunidades, pero apenas aterrizamos comenzó el estallido social, luego el COVID, así fue como casi lo perdimos todo”.

Por Matías Concha P.

Hoy Katherine Parica pertenece a las más de 40 mil mujeres que buscan empleo en el plan y los cerros de Valparaíso. Cuenta que la calle para estas familias desplazadas por el virus y el desempleo los expone a un tránsito peligroso. A la mayoría de ellas, se les han agotado los ahorros, a otras las han desalojado de las habitaciones que arrendaban y muchos son los que temen quedarse sin alimento en los próximos días. “El virus es una amenaza más -explica, Katherine-, ahora todos corremos el riesgo de quedar en la calle porque no tenemos ingreso fijo y eso ha revelado lo vulnerables que somos. Sin empleo, por precario que sea, no tenemos nada… Es impresionante ver la cantidad de personas que deambulan por la calle sin nada”.

Este año, en muy pocos meses, alrededor de un millón 300 personas perdieron su trabajo. Además, hay una gran cantidad de gente que tiene su empleo suspendido y no sabe si volverá a recuperarlo, lo que eleva la cifra a más de dos millones de personas desempleadas. El 59% de este grupo lo integran mujeres, el resto son jóvenes, migrantes, adultos mayores o personas con discapacidad, los grupos más vulnerables al coronavirus.

“Fue muy irónico, con mi pareja llegamos en búsqueda de una vida con más oportunidades, pero apenas aterrizamos comenzó el estallido social, luego la pandemia… Yo perdí el trabajo, mi pareja logró conservar el suyo, quizás porque es hombre, porque sin ese dinero hubiéramos quedado en la calle, como tantas otras familias de migrantes”, revela Katherine Parica.

Esta realidad es abordada por Fundación Emplea de Hogar de Cristo, que trabaja reinsertando a personas excluidas del mundo laboral, impulsando la inclusión a través de la Metodología Emplea, que consta de cuatro etapas. Primero busca el desarrollo de competencias personales, sociales y laborales de sus participantes, luego, si es necesario, genera algún tipo de capacitación para desarrollar habilidades técnicas o formación en oficios, después de esto genera la conexión con las empresas a través de intermediación laboral.

En Valparaíso, por ejemplo, han logrado reinsertar a 38 personas al mundo laboral en pandemia, una verdadera hazaña. Entre ellos se encuentra Katherine, quien lleva meses realizando cursos laborales en la fundación. “Me hicieron talleres para saber cómo presentarme a una entrevista, me explicaron las leyes laborales de Chile, también me enseñaron cómo llevar un conflicto dentro del ámbito laboral. En el fondo, me ayudaron a moverme para encontrar un trabajo digno”.

Para la directora de ComunidadMujer, Paula Poblete, el desempleo está afectando más a las mujeres, como Katherine. “En el último año, del millón 837 mil personas que han perdido su trabajo, 899 mil son mujeres, el 48,9%. Es decir que la pérdida de puestos de trabajo no ha sido proporcional, sino que ha afectado considerablemente más a las mujeres”.

De acuerdo a la ministra de Trabajo y Previsión Social, María José Zaldívar, actualmente son 7.500 empresas las que han inscrito a más de 25 mil trabajadores. Sin embargo, de esa cifra, el 64% son hombres, lo que es preocupante para el mercado laboral femenino.

En Valparaíso, los números son desalentadores: hay más de 29 mil personas en pobreza extrema, la mayoría mujeres, un número que va en aumento por la cesantía. “El desempleo ha aumentado mucho en nuestra región desde antes de la pandemia, no es algo nuevo. Por eso, hoy tenemos la oportunidad de aplicar sensibilidad regional, con enfoque de género a la realidad y generar buenas políticas de empleabilidad, diferenciadas y a la medida de cada territorio”, concluye Eduardo Opazo, Coordinador de Fundación Emplea en La Quinta 66, Valparaíso.

¿Quieres apoyar a las personas en situación de vulnerabilidad?

¡Hazte Socio aquí!

Noticias Relacionadas
Noticias

Voluntariado: Dar todo por una sonrisa

Jainer Gómez es un joven venezolano con tres años de residencia en Chile. Y apenas aterrizó en el país, quiso ser voluntario y se inscribió para acompañar a los residentes de...


Especial de navidad, navidad en el hogar de cristo