Main Donate Form

$ 0

Eduardo Briones: Administrador del dar hasta que duela

Llegó hace 16 años al Hogar de Cristo y como supervisor administrativo de la bodega de donaciones y transporte, conoce el valor de los donativos de particulares y empresas. Por ello, afirma que la alianza con Walmart es un apoyo inmenso para la obra del Padre Hurtado.

 

Por Jacqueline Otey A.

Eduardo Briones (54) es contador, padre de dos hijas y bailarín incansable de cueca. Hace 16 años trabaja en el Hogar de Cristo y además de ser parte de la pastoral y del coro de la institución, durante este largo periodo laboral se ha desempeñado en el área de adquisiciones. Actualmente es supervisor administrativo de la bodega de donaciones y transporte, lo que le ha permitido conocer a la perfección el funcionamiento de este punto estratégico de la obra, que este 2019 cumple 75 años desde su fundación.

Trabajar en este lugar también le ha ayudado a darse cuenta de la generosidad de los chilenos. Por ello lamenta que el espíritu solidario del que nos jactamos tanto haya disminuido abruptamente con el tiempo. “Hace tres a cuatro años teníamos camiones que hacían tres recorridos a la semana para ir a buscar aportes, hoy recibimos uno eventualmente a la semana”.

Recuerda que en un comienzo trabajó en la bodega de locales; es decir, en el almacenamiento de algunos productos específicos que el Hogar de Cristo comercializa en su red de tiendas. Después estuvo a cargo de la bodega central que administra los productos que la entidad compra para la distribución de programas, como abarrotes y pañales para los programas que trabajan con ancianos. Hoy administra las donaciones que empresas y particulares envían a la obra del Padre Hurtado. En este lugar y dentro de sus responsabilidades está el hacerse cargo de los aportes que supermercados Líder de Walmart entregan al Hogar, y que pueden ser mercaderías y/o ropas; todos aportes que llegan gracias a la alianza que existe entre ambas instituciones desde hace 23 años.

Eduardo menciona que anualmente la fundación recibe cerca de ocho a diez  donaciones de parte de la multinacional. Este año la empresa Walmart -hasta la fecha- ha donado más de 40 millones de pesos, destacando el aporte de mercadería que hizo el mes de agosto por 36 millones. “En esa oportunidad nos donaron tres camiones con productos en los que incorporaron alimentos perecibles y no perecibles, ropa y artículos varios”.

Además aclara que los productos que no son de utilidad para la entidad se llevan a remate. “Hace un año recibimos un donativo de árboles de Navidad, pero como eran 160 mil unidades el Hogar decidió llevarlos a remate con el objetivo de convertirlos en dinero para la institución. Toda donación es muy importante para la operación de una obra que cada año atiende a más de 32 mil personas de extrema vulnerabilidad y pobreza”.

Para Eduardo las donaciones, en especial las que llegan de Walmart, son  una contribución significativa para el Hogar de Cristo y junto a su equipo son los responsables de ir a buscar los productos, y luego con el apoyo de colaboradores de otras bodegas, los ordenan y separan para que finalmente se deriven a los programas de la fundación que los requieren. “Estas donaciones ayudan a quienes más lo necesitan… ese es el fin último. Si no contáramos con este aporte, el Hogar tendría que invertir sus recursos en estos insumos. De hecho, las donaciones de leche y pañales que nos hacen siempre son muy bienvenidas porque es algo que nuestros usuarios necesitan a diario. Es fundamental agradecer también al resto de las empresas que nos consideran en la entrega de donaciones, ya que nos ayudan a mejorar nuestros programas, como es la entrega de muebles y equipos computacionales, entre otros”.

 

¡Hazte socio aquí!

Noticias Relacionadas