Main Donate Form

$ 0

Estúpido y Sensual Spiderman:

"Yo también sé lo que es vivir en la calle"

El reconocido personaje callejero hizo bailar a casi 100 adultos mayores en situación de pobreza al ritmo del Scooby Doo Papa en una visita solidaria que organizó el programa.

Por Daniela Calderón

Nadie conoce su rostro pero su personaje es furor en redes sociales. Se trata del Estúpido y Sensual Spiderman, un súper héroe de carne y hueso que recorre las calles de Santiago con sus graciosos bailes e impresionante piruetas. Con más de 396 mil seguidores en instagram, el personaje interpretado por el artista callejero ecuatoriano Renato Avilés, se ha hecho tan famoso que no es raro verlo en matinales y programas nocturnos. “Defino mi trabajo como el de un terapeuta callejero emocional”, dice.

Pese a su fama y apariciones en televisión, Renato, quien en ningún momento muestra su cara, llegó hasta la Casa de Acogida Josse van der Rest en Estación Central para alegrar la tarde de los casi 100 adultos mayores en situación de pobreza que viven allí.

“Aunque llevo 17 años en Chile, es la primera vez que vengo con mi personaje a Hogar de Cristo. Como me he convertido en un personaje reconocido, siento que es mi responsabilidad ser un ejemplo para otros y no hacer la vista gorda de la realidad que se vive en nuestro país”, explica.

El show comienza y Spiderman aparece en el escenario. Se presenta ante un público difícil, pero eso no es impedimento para él. No pasan más de 5 minutos para que todos los adultos mayores presentes empiecen a bailar, cantar, reír y gritar al ritmo del Scooby Doo Papa. “Sentí la energía positiva, me sorprendieron porque pensé que todo iba a ser más lento pero estuvo prendido”.

Para Spiderman, la realidad que han vivido los adultos mayores ante los que se presenta no es lejana. “Yo también viví unos días en situación de calle. Fue cuando era joven, vivía en Ecuador y me fui de la casa. Tuve que vivir unos días en la calle y aunque allá no hace tanto frío como acá, es fea la inseguridad que se vive. En Chile es más difícil porque hace mucho frío en invierno. Por eso, cuando escucho gente que dice que extraña el frío y que prefiere el invierno, siempre les digo ‘¡Ey, te estás olvidando de la gente de la calle! Ellos no tienen abrigo, no tienen casa y tú lo estás pidiendo desde tu cama con Netflix en la tele y estufa en la habitación. Ellos están en la calle, por eso lo importante es ayudar´”.

Tiene razón el sensual pero nada estúpido Spiderman, ya que según datos del Registro Social Calle (2017), casi la mitad de las personas en situación de calle no tiene agua para beber de manera cotidiana y el 54% no tiene acceso a baño o WC, lo cual refleja importantes brechas en la satisfacción de necesidades básicas y en la garantía de derechos fundamentales. Existen otros datos para poder dimensionar esta realidad social: el 47% de las personas se encuentra en la región Metropolitana, seguido por un 8% en la de Valparaíso y un 7.1% en la del Biobío, lo que se corresponde con la distribución de la población nacional. Un 37% de las personas catastradas indica como causante de su situación los problemas familiares. El 41.5% presenta consumo problemático de alcohol y un 19.9% de otras drogas. Un 29,3% declara presentar dificultad física o de movilidad, seguido por un 25,5% que dice padecer ceguera o dificultad para ver, el 16,6% (1.886) reportó dificultad psiquiátrica, mental o intelectual, un 12,2% (1391) sordera o dificultad auditiva y, finalmente, un 7% mudez o dificultad de habla. Impacta que el tiempo promedio de vida en situación de calle sea de 5,8 años.

En la Casa de Acogida que visitó Spiderman, los hombres son en su mayoría adultos mayores que lucen diez años mayor de su edad biológica, impacto directo del deterioro físico que provoca la vida en calle.

Antes de dejarnos, Spiderman envía un mensaje a todos quienes se niegan a ayudar. “Nuestra sociedad está muy egoísta. A veces he regalado abrigo y la gente me critica, me dicen que no debiera ayudar a una persona que está en calle por problemas de alcohol. Pero hay gente que la está pasando mal. En esta vida todo se devuelve por eso hay que hacer las cosas bien. El dar es más importante”.

 

¿Quieres apoyar a los adultos mayores en situación de vulnerabilidad?

¡Hazte Socio aquí!

 

Noticias Relacionadas
Noticias

Viejas de Mierda en función a beneficio

Rescatamos aquí la entrevista que le hicimos en plena pandemia a Gloria Benavides. Tenía entonces 72 años y había guardado estricta cuarentena en compañía de su añosa perra Luna, una pastora...

Noticias

¿Hubo justicia para las niñas de la Anita?

Como psicóloga y perito forense con años de experiencia, sé que es imprescindible que la justicia penal sea condenatoria con los victimarios, pero al mismo tiempo reparatoria con las víctimas. El...